Carlos Vergara. Investigador CESDE. Sociólogo por la Universidad de Valparaíso y Máster en Estudios Territoriales y de la Población por la Universidad Autónoma de Barcelona.

 

Nos reunimos con Carola Bascuñán, dirigenta vecinal que por más de veinte y cinco años ha estado involucrada en el quehacer sociodeportivo de la parte alta del Cerro Los Placeres. Actualmente se encuentra en un receso de la actividad dirigencial, aunque su vínculo con el club y el barrio al que pertenece se encuentra más vivo que nunca. Conversamos sobre sus inicios en el mundo deportivo; sobre la realidad del fútbol amateur en el Cerro y en Valparaíso; sobre la actualidad de su club, el Vista al Mar y sobre lo que significa ser dirigenta en estos tiempos donde prima el individualismo. 

 

 

 

Carola ¿en qué momento de su vida se involucró en la organización deportiva?

Ingresé en el mundo del deporte desde que mis hijos abrieron los ojitos; de cuando empezaron a jugar. El Jesús tenía cuatro añitos cuando empezó a jugar por el Vista al Mar, allá arriba en la cancha de Héroes del Mar. Entonces, imagínate, el Jesús nació en el 91, y en el 94 ya andaba jugando a la pelota. El Ale, el segundo, se incorporó jovencito también.  Un vecino que es pescador los vio jugar y dijo “ellos están pintaos pal Defensa”, entonces hablaron con nosotros. A parte que mi familia es pescadora. Todos trabajan en la Caleta Portales, entonces había un vínculo grande para que mis hijos jugaran ahí. Ellos se formaron en el Defensa, también. Por eso nosotros decimos que nuestro corazón está dividido por Vista al Mar y Defensa.

Lo que me tira del deporte es el apoyo, el hacer barra, y como te digo el vínculo con los niños y con el barrio. Desde que formo parte del Vista al Mar tengo centenares de sobrinos. Nos conocemos todos, nos queremos, nos damos besos, abrazos, y siempre trato de dar el consejo de “no anden peleando, pórtense bien, puro deporte chiquillos”, y puras cosas así.  La cuestión es que el tema del deporte a mí me tira, y todo lo que sea deporte, de estar y compartir con el prójimo, ahí voy a estar. De repente ponte tú hay actividades de beneficio y ahí voy con la primera del Vista al Mar; o voy con enanos que son de aquí de la población pero juegan por el club Progreso o son de allá de Placilla, etc. Ellos van fascinados porque ocupan la camiseta del Vista al Mar; fascinados porque es tan gratificante ponerte la camiseta del club, porque somos garra, somos pasión, somos sentimiento, y ahora últimamente le agregamos otra más: somos “peluseo”… en la cancha se pasa espectacular…harta talla pa’ todos lados. Se pasa muy bien, muy bien,  entonces dan ganas de alentar al “Vista”.

¿Cuándo empezaste a asumir más responsabilidades como dirigenta deportiva?

Más o menos hace cuatro años atrás. Ahí empecé como vice presidenta y después como presidenta del club. Todo esto ha ido de la mano con el ingreso del Vista a la Asociación Placeres, porque el Vista al Mar nació el año 91 pero jugaba en liga en la cancha de acá arriba. Allá arriba igual era re emocionante, pero era otra lógica. Nosotros jugábamos el clásico con los Diablos Rojos, un equipo de cabros de arriba. También jugaba el Tegualda, que son los niños de La Isla; estaba el equipo de Héroes del Mar, también de Los Copihues, el Santa María y varios más que disputaban la liga de allá arriba. Nuestro equipo era formado mayoritariamente por adultos. Pero de ahí comenzaron a formarse los “juniors”, que en términos de la asociación correspondería a una mezcla entre la tercera y la cuarta infantil.

¿Por qué se integraron a la Asociación Placeres?

Lo que pasó es que la Asociación Placeres iba a desaparecer. Iban a quedar ocho clubes, entonces mi padrino que falleció que era del Pedro Cabrera, él habló con mi marido y le dijo que hablara conmigo para que lo integráramos ahí en la asociación. Así que nos pidieron dos adultas y una infantil para poder participar, así que las hicimos y empezamos a participar. Al segundo año ya teníamos los senior, la tercera, la segunda.

Estar en la Asociación significa cumplir con varias responsabilidades económicas…

Sí, es cierto, pero no solo económicas. Ponte tú, de los cuatro años que estamos en la asociación nosotras éramos las únicas que íbamos a reunión. Entonces ahora ¿qué está pasando? Al actual presidente le está pasando lo mismo. Está yendo solo a reunión, de vez en cuando va mi cuñado que también es de la directiva, pero está yendo solo, y como te digo en todos los clubes deportivos pasa lo mismo. Esta es la realidad actual del fútbol amateur. Lo que pasa es que el jugador ve el tema que es eso… su función es ir a jugar nada más, pagar su entrada y jugar. Pero la idea es que también se integren para las  reuniones, que participen en las actividades, que hagan club social y no solo deportivo. El tema es que…..igual que para las reuniones, vienen unos cuantos, siempre vienen los mismos, siempre participan los mismos. Cuando hay finales y partidos definitorios ahí se suben todos en el carro de la victoria, y a todos les pasa lo mismo. Pienso que en los clubes deberían integrarse más los jugadores, porque hace falta ayudar a los dirigentes. Es un desgaste súper grande, súper grande, yo como hace dos años atrás tuve hasta un pre infarto, porque es tanta la presión que tú tienes que pasa la cuenta cumplir con el club, la población, la casa, los niños.

Como te decía, en estos momentos hay un presidente interino. Yo me retiré un tiempo, me estoy dando un descanso, pero quisiera volver a la directiva del Vista al Mar. Yo creo que no soy una excepción. Esto es lo que pasa es en mucho clubes. Está siempre la misma persona haciendo puerta, haciendo turno, pidiendo reuniones, entonces eso como que te colapsa. La idea de un club es que vayan otros dirigentes, que los jugadores también sean partícipes de las vivencias del club, de por ejemplo ir al turno. Ahí lo único que tienes que hacer es recibir el carnet, anotar al  jugador, que firme y listo… no es algo así de otro mundo. Pero siempre están los mismos dirigentes, y acá era mi mamá y yo; y en el club en general estaba mi mamá, mi abuelo, que nos ayudaba a pagar las mensualidades cuando no teníamos plata. Ahí hacíamos actividades con mi marido, mis hijos, y los vecinos que nos cooperaban, pero de por sí siempre fue mi mamá y yo que andábamos en las reuniones desde que empezó el club.

Aparte, nosotros somos un club deportivo de puras familias humildes, nosotros no le pagamos a ningún jugador. A la primera de nosotros no les pagamos a ninguno, a ninguno se le paga, porque no tenemos recursos para eso… apenas tenemos recursos para pagar las mensualidades de la asociación que son como 42 lucas mensuales

Entonces, claro, esos gastos que tu tení’ hacer. Tení’ que tener plata para pagar las cuotas y cumplir con las responsabilidades. Pero nosotros no pagamos ni buscamos generar mucha plata. Cada niño que está en el club de nosotros es por amor a la camiseta y por amor a su población. Es como parecido al Sara Braun. En el “Sara” todos sus jugadores son de ahí mismo de la población. Pero ¿sabes qué? se siente rico y gratificante porque somos de la misma población, entonces las mismas familias vamos a apoyar a los jugadores. Tenemos un parentesco con cada jugador, entonces nosotros sentimos que todos somos una familia… la familia Vista al Mar

Y el club ¿cómo se financia actualmente?

Actualmente nos estamos financiando a puras completadas, más las cuotas que pagan algunos. Pero la verdad es que no todos pagan las cuotas como corresponde, ponte tú cuando te toca turno y debes haces puerta siempre de repente te queda como una colita, de 2 mil pesos, y eso se va juntando y se van inscribiendo a los jugadores y cosas así. Pero así se ha costeado el Vista al Mar. Como te decía, somos un club humilde, pero con mucha garra. Estamos peleando por varias cosas, entre esas, por tener nuestra sede.

¿Cómo se viene lo de la sede?

Por ahora no tenemos sede. Pero ahí en la entrada de Cabrales, en la copa de agua de ESVAL, nos van a dar un comodato. Eso ya está listo. Va a ser una sede de dos pisos. Un piso para la junta de vecinos y el otro pal club deportivo. Se supone que eso va a estar listo este año. Todo ese trámite se lo debemos a la Nataly Campusano (Consejera Regional electa). Ella es de acá y ella siempre trabaja calladita por la población. Se ha movido harto y nos ayudó a conseguir el comodato. Y bueno, como toda organización necesitábamos una sede porque….tú cuando entraste no viste nada, tenemos limpio ese espacio y más o menos controlado, pero ahí metían autos robados, caballos, basura, de todo, y tú entrabas a la población… y estaba asqueroso. No te daban ni ganas de entrar a tu propia población po’. Entonces, gracias a Dios, a la Nataly le fue bien con ESVAL y con eso logramos que nos dieran un comodato que creo que es por 50 años.

Se supone que la sede va a estar adentro de la copa. Eso les va a servir a ellos también, porque nosotros vamos a cuidar el espacio que tendrá las dos sedes que necesitamos. En todo caso este es un problema común. Tú sabís’ que la mayoría de los clubes no tienen sede… de los que están en la Asociación Placeres, la mayoría no tiene. Y eso es en todos lados. En cualquier parte… tú vai’ a las otras asociaciones y sede tendrán uno o dos; igual sería bueno que la Alcaldía pensara en los club deportivos, en las juntas de vecinos, ya que hay muchas organizaciones que no tienen un lugar para juntarse. De hecho cuando nosotros hacemos reuniones, las hacemos en la calle, las actividades también en la calle. Eso igual tiene su mística, porque es un espacio abierto e igual te llega gente. Por ejemplo con la directiva de nosotros y de la junta de vecinos hemos hecho dos veces la celebración del día de la mamá. Entonces nos conseguimos las sillas y el escenario con la municipalidad, y quedó bonito; adornamos, pedimos cooperación a los vecinos, sumamos unos dos cantantes y sale todo espectacular.

¿Cómo ha sido su experiencia, en tanto mujer, dentro de un mundo que es mayoritariamente masculino?

Mira, al principio cuando llegué a la asociación, era como “uuy una mujer….”. Pero no era la primera, ya había una dirigente del Real España: la Ana. Ella también es muy movida por su club, deja los pies en el suelo con su hermano. Pero que llegara otra así como novata, que no cachaba nada….y a parte que habían cosas que uno no tenía idea po’. Pero igual tuve buena relación con los dirigentes que había, como Juan López, Juan Gómez que era secretario antes, que era de la Caleta Portales. Con ellos tengo cercanía. Ellos tuvieron la disposición para enseñarme, y siempre me decían “si tú no entendí pregunta de nuevo, dos, tres, cuatro veces”; y a parte que a mí también me apoyó harto mi padrino que falleció, el “loco” Pedro Cabrera. El jugaba en el Cincel, falleció ahí en la cancha de María Eilers jugando un nocturno. El es mi padrino, y fue él quien habló con mi marido para que integráramos al Vista al Mar. Él es una persona muy recordada por toda la gente del cerro, de hecho hay un club que lleva su nombre.

Y en el Vista al Mar ¿Hay cabras que quieren jugar?

Mira, aquí yo no tengo Rama Femenina pero sí, ya es común que estén apareciendo niñas con ganas de jugar. Por ejemplo Sara Braun tiene equipo de mujeres. Yo creo que más adelante se va a formar un equipo acá. Porque hay hartas niñas que quieren jugar a la pelota. Hay varias niñas que me preguntan, que quieren jugar.  Yo cacho que va a ser como mi otro objetivo de andar ahí metida con las niñas. En un año o dos seguro que el Vista al Mar va a tener mujeres jugando a la pelota.

Pasando a otro tema ¿Cómo ha sido el periodo del Club en la Asociación? ¿Cómo ha sido el tema del desempeño, de lo que representa el club, de las rivalidades y todo eso?

Acá este club es representativo de buena parte de Los Placeres Alto. Ponte tú mis hijos tienen amigos arriba en la “animita” y en otros lados, entonces siempre está el “oye ¿Cuándo juegan?” Tal día ¡Vamos! Por ejemplo para la final y semi finales eso estuvo lleno. El Vista al Mar lleva mucha gente. Cuando empezamos con el Vista al Mar en la Asociación mi ideal fue unir poblaciones que estaban desunidas, que habían rivalidades y peleas. Por ejemplo había rivalidades con La isla, en La copiapina, en la “animita”, entonces ¿qué tratamos de hacer con el Vista al mar? Bueno, unirnos, juntar a los cabros, sí somos todos del cerro. Por ejemplo ahora están jugando jugadores de La Isla, de Progreso, de la “animita”, de Vista al Mar. Entonces de las tres rivalidades se formó un gran grupo. Eso a mí me encantó. Nosotros no representamos a una población no más, representamos lo alto de Los Placeres.

¿Y cómo les ha ido en la Asociación?

Cuando nosotros llegamos a la Asociación, los platos más fuertes era Sara Braun contra  Pedro Cabrera. Pero ahí empezamos a irrumpir un poquito. Nos metimos entre los más competitivos. Empezamos a pelearle al “Sara”, al Pedro Cabrera, que también tiene poco tiempo igual que nosotros. Otro de los buenos es el Defensa, el club de los pescadores de la Caleta Portales.

¿El Real España, no?

No tanto. El Real España antiguamente era “El” Real España. Ahí ellos jugaban los clásicos con el Defensa. El Defensa era competitivo, tenía una primera espectacular. Ellos siguen teniendo una primera más o menos buena, pero es pagada.