POR JORGE DROUILLAS ESPINOSA, MAGÍSTER EN HISTORIA Y CIENCIAS SOCIALES, PROFESOR DE BOXEO AMATEUR, JUEZ DE BOXEO AMATEUR. COLUMNISTA EN BOXEADORES.CL

 

Un club obrero de pura cepa, ubicado en calle Nataniel 2039, Santiago. Existe desde 2001, pero parece que tuviera 100 años. Es la raíz del boxeo, Don Vladimir Herbe su propietario:  “Aquí no se viene a bajar de peso, yo enseño boxeo y a la gente que quiere hacer gimnasio le devuelvo su dinero, ya que esto no es por forma física, sino por aprender boxeo”.

En un ambiente lleno de trabajadores, que saltan la cuerda, trotan por Barrio Huemul, para después golpear el saco y subir al ring a realizar trabajos específicos. Nada del boxfit del sector oriente, sino disciplina del viejo estilo. El club Huemul no es el epicentro del boxeo nacional, pero si es un lugar donde el boxeo se niega a mercantilizarse, en donde parece mantener la esencia del deporte desde inicios del siglo XX, las fotografías logran captar la pureza del deporte y como se forma desde la base popular.